trucos para enfrentarte a un curso online


 Muchos de los  estudiantes que deciden estudiar con nuestros cursos de CEAC online, se enfrentan a un reto del que desconocen. En muchos aspectos pueden parecer sencillos y más cómodos que los cursos presenciales, pero puede resultar en una tarea complicada. Antes de empezar a estudiar un curso online, te recomendamos tener en cuenta los siguientes factores:

1. Confirma los requisitos técnicos: Las clases en línea pueden beneficiar a los estudiantes con horarios ocupados, pero sólo si pueden acceder a los materiales.

Antes de iniciar un curso online revisa que tu ordenador cumple con los requisitos técnicos necesarios para el buen funcionamiento del sistema. 

2. Escribir con frecuencia, y tener contacto por email con los profesores. 
Aunque nuestro consejo es intentar encontrar respuestas a las preguntas de la clase independientemente, si es posible.

3. Create un horario
Crea  bloques de tiempo de dos a tres horas para iniciar sesión y hacer deberes. Tendrás que cambiar los horarios de tu vida  para poder hacer el curso y aunque en un comienzo puede ser duro, luego entenderás que ha merecido la pena.

4. Mantente  organizado
Los estudiantes matriculados en cursos tradicionales suelen tener un horario consistente para seguir cada semana. Para los cursos en línea, los estudiantes necesitan una planificación seria, que requiere de tiempo organizar.
Ten en cuenta esto a la hora de matricularte en CEAC, nosotros te ayudaremos formarte de una manera muy profesional. Sin embargo, es necesaria tu implicación y ambición para aprender. Juntos lograremos que consigas ese trabajo que siempre has querido.

5. Tener un espacio de trabajo cómodo
A pesar de que sean cursos online, es importante tener un espacio reservado para estudiar. Este espacio debe de estar siempre ordenado para que no te distraigas.


«He tenido estudiantes que me han dicho que estando en medio de un examen su hijo de 2 años empezó a llorar», dice uno de nuestros profesores del Curso de Carrocería. 

«Necesitas un lugar para estudiar que sea tranquilo, que esté bien organizado y que esté ventilado para poder concentrarte», añade otro profesor del curso de Auxiliar de Enfermería.