Los exámenes están al caer y ha llegado el momento de ponerse a estudiar. La concentración es un factor clave para poder sacar el máximo provecho a las horas de estudio. Sin embargo, a veces nos resulta difícil mantener la concentración y terminamos perdiendo mucho tiempo y aprendiendo poco.

CEAC cursos online te comparte algunas recomendaciones para que puedas dar lo mejor de ti mismo y rindas al cien por cien.

 

1. Duerme bien

Para poder rendir durante las horas de estudio, es necesario estar descansado. Y no sirve solo con dormir las ocho horas diarias que recomiendan los especialistas, sino que esas horas de sueño debe ser de calidad.

Intenta utilizar la cama solo para dormir para que tu cuerpo se acostumbre a los momentos de descanso. También te recomendamos cenar dos horas antes de irte a dormir y no utilizar pantallas durante las horas previas al sueño.

De esta forma, nos encontraremos frescos y despiertos durante el día y nos resultará más fácil concentrarnos para estudiar. Además, no hay que olvidar que mientras duermes se consolidan los conceptos que se han estudiado durante el día, por lo que estar descansados es clave para interiorizar el temario.

 

2. Descansar cada poco tiempo

Aunque pensemos que podemos estar horas y horas seguidas estudiando, la capacidad de concentración disminuye a medida que pasa el tiempo. Para que las horas de estudio valgan la pena, es necesario descansar cada poco tiempo. Lo ideal es hacer pausas de unos diez o quince minutos por cada hora y media de estudio.

Sal de la habitación, bebe un poco de agua y anda. Intenta distraerte y evadirte del tema para que tu mente pueda descansar.

 

3. Haz ejercicio

Mens sana in corpore sano. La actividad física es indispensable para gozar de buena salud física y psicológica. Practicar ejercicio físico aumenta las funciones cognitivas y mejora la concentración, aumentando así el rendimiento académico. Además, restaura el bienestar psicológico porque estimula el descanso mental.

Vamos, que hacer ejercicio es casi tan importante para aprenderte como las propias horas de estudio. Si son horas de calidad, claro.

 

4. Organízate y no dejes todo para el final

Muchos estudiantes tienen por costumbre estudiar sólo el día antes del examen. Cuando hacemos eso, estudiamos con tensión porque somos conscientes de que no nos dará tiempo a estudiar todo el temario. Esos pensamientos afectan a la concentración de forma negativa.

Organízate y estudia un poco todos los días para que no te pille el toro. En CEAC cursos online te explicamos cómo hacer un calendario de estudio.

 

Como puedes ver, aprender a concentrarte puede resultar tremendamente beneficioso. Si este post te ha resultado útil, puedes seguir navegando por Ceac cursos online para descubrir nuevos trucos para mejorar la calidad de estudio.