Cómo arrancar una moto de carburación en frío

En CEAC Cursos Online disponemos ofrecemos cursos online de mecánica, por lo que nunca viene mal repasar varios conceptos de temas relacionados a ello. En este post de CEAC Cursos online hablaremos de uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los motoristas: Cómo arrancar una moto de carburación en frío.

¿Qué es una moto de carburación?
Este concepto se refiere al tipo de motor que tiene la moto. Existen dos tipos de motores de motos: Motores de carburación y de inyección. Los motores de inyección son más novedosos que los de carburación y mejoran en cuanto a prestaciones respecto a las otras. Sin embargo, son más complejas y caras lo que hace que muchos elijan las motos con sistema de carburación.

Las motos de carburación ofrecen varios «problemas» a los usuarios y tienen varias desventajas respecto a los de inyección. Uno de los mayores problemas que existen en este tipo de motores es la dificultad de arrancar el motor cuando este está frío o cuando lleva mucho tiempo sin ser utilizado.

En este post daremos varios consejos para arrancar una moto en frío y no desesperarte en el intento.

Cómo arrancar una moto de carburación en frío

1- Cerrar el paso de aire: Algo esencial
Este punto es uno de los más importantes a la hora de arrancar la moto en frío. Con esto, lo que haremos será cerrar el paso de aire para que la cantidad de gasolina que entre al motor sea mayor y así la mezcla entre gasolina y aire será más «rica».

Muchas motos tienen las palancas en el manillar, mientras que otras, la tienen en el motor. Recuerda que esta seguramente sea el aspecto más importante a la hora de arrancar la moto.

2- Apaga las luces de la moto
Si está muy fría o le cuesta mucho arrancar por otras causas, lo más seguro es que tengamos que proceder a intentar arrancarla más de una vez con el botón del arrancado eléctrico. Esto conlleva a un gasto de la energía de la batería constante. Por lo tanto, es aconsejable apagar las luces para que estas dejen de consumir.

3- Comprueba el estado de la batería y de las bujías
Si después de intentar arrancarla varias veces, no consigues hacerlo, puede indicarnos que algunas piezas como la batería o las bujías de la moto están en mal estado. Puedes comprobar el estado de la batería con un tester o un comprobador de baterías. En cuanto a las bujías, lo más recomendable es llevarlo a un taller.

Además de ello, los carburadores sucios también pueden influir en el arranque de la moto. Llévalo a un taller para que ellos realicen la limpieza de los carburadores.

4- Arrancarla en movimiento
Este último paso debe ser eso, el último. Arrancar un motor en movimiento es una técnica poco sotisficada, sin embargo, suele dar sus frutos. El movimiento del motor ayuda al proceso de arranque porque gracias al efecto dinamo que produce la batería se carga de energía y consigue más potencia para arrancar. Eso si, mucho cuidado a que no te salga la moto disparada. Para arrancarla en movimiento solo necesitas a un mozo que te ayude a empujarla y que la moto esté en punto muerto y una vez que se ponga en relativa velocidad cambia marcha: De punto muerto a segunda y pega un acelerón.

Esperamos que te haya servido este post de CEAC Cursos Online. Si quieres aprender más cosas sobre la mecánica de motores… ¡inscríbete al curso online de mecánica de CEAC!